top of page
  • Foto del escritorHolyHosting

Cómo Matar un Proceso en Linux: Terminar Procesos con los Comandos Kill y Killall

Cuando administras un servidor Linux, es posible que te encuentres con procesos no responsivos o mal funcionamiento que consumen recursos del sistema, ralentizan tu trabajo e impactan negativamente en otros procesos en ejecución. Saber cómo matar un proceso en Linux es esencial para una administración eficiente del sistema.


Este artículo te guiará a través de diversos métodos para finalizar procesos no responsivos en Linux. Ya seas principiante o administrador experimentado, estos métodos te ayudarán a gestionar procesos de manera efectiva en un entorno Linux.


¿Qué es el Proceso kill en Linux?

El comando kill en Linux termina un proceso en ejecución, no responsivo o mal funcionamiento de manera controlada y segura.


Cómo Localizar un Proceso en Linux

Antes de terminar un proceso, es crucial identificarlo correctamente. Afortunadamente, el sistema Linux proporciona diversas herramientas para este propósito. Los comandos ps y top son algunos de los más comunes.


El comando ps muestra una instantánea de todos los procesos en ejecución, permitiéndote encontrar el ID (PID) de un proceso específico. Aquí tienes un formato básico del comando ps:


```bash

ps [opciones]

```

Las opciones más comunes para combinar con el comando ps son:

- `-a`: muestra procesos para todos los usuarios.

- `-u`: muestra los procesos del usuario actual.

- `-x`: incluye procesos sin terminal.


Para hacer que la lista sea más específica, agrega el comando grep. Por ejemplo, el siguiente comando mostrará todos los procesos de Java en ejecución:


```bash

ps -aux | grep java

```

Por otro lado, el comando top ofrece una vista dinámica de todos los procesos en ejecución en Linux y su uso de recursos. No requiere argumentos u opciones adicionales para su uso principal.


Cuando ps y top no son lo suficientemente específicos, pidof y pgrep ofrecen capacidades de búsqueda más enfocadas.


El comando pidof encuentra el PID de un proceso por su nombre. Aquí está el formato básico del comando:


```bash

pidof [opciones] [nombreproceso]

```

Por ejemplo, `pidof nginx` encuentra el PID de los procesos de NGINX. Se pueden incluir algunas opciones, como:


- `-c`: asegura que solo se devuelvan los PIDs del directorio raíz actual.

- `-o`: omite los PIDs especificados de los resultados.

- `-s`: devuelve solo un PID, típicamente el más antiguo, entre los procesos coincidentes.


El comando pgrep ofrece un mecanismo de búsqueda más flexible por nombre u otras propiedades. Utiliza el siguiente formato:


```bash

pgrep [opciones] [patrón]

```

Por ejemplo, `pgrep -u nombreusuario` localiza procesos ejecutados por un usuario específico. Puedes agregar estas opciones para filtrar la salida:

- `-n`: devuelve solo la instancia más nueva entre los procesos coincidentes.

- `-o`: devuelve solo la instancia más antigua entre los procesos coincidentes.

- `-u`: coincide con los procesos que posee el usuario especificado.


Señales del Comando kill

Después de identificar qué proceso terminar, el siguiente paso es enviar una señal apropiada utilizando el comando kill. Cada tipo de señal sirve para un propósito diferente y afecta cómo termina un proceso.

Para ver todas las señales disponibles, usa el siguiente comando:

```bash

kill -l

```

Esto lista todos los tipos de señales de procesos de Linux, incluyendo:

- `SIGTERM (15)`: esta es la forma predeterminada y más segura de terminar un proceso en ejecución en Linux. Permite que el proceso termine de manera ordenada.

- `SIGKILL (9)`: esta señal detiene inmediatamente cualquier proceso principal o en segundo plano sin permitirle limpiar.

- `SIGSTOP (19)`: pausa un proceso actual sin terminarlo.

- `SIGHUP (1)`: esta señal indica que el terminal del usuario se ha desconectado, a menudo llevando a la terminación del proceso.

- `SIGINT (2)`: esta señal interrumpe un proceso, enviada típicamente desde la combinación de teclas Ctrl+C.

Al usar señales kill, puedes especificar el nombre de la señal o su valor numérico. Es crucial elegir la señal de kill adecuada según el escenario y el impacto que deseas en el proceso.

Por ejemplo, la señal SIGTERM se prefiere para el control seguro de procesos en Linux, permitiendo que los procesos guarden su estado y salgan limpiamente. SIGKILL, aunque práctica, debería usarse con moderación ya que puede llevar a la pérdida o corrupción de datos.


Cómo Matar un Proceso en Linux

Después de entender las señales, exploremos los métodos para matar un proceso en ejecución en Linux. Si usas un servidor privado virtual (VPS), accede al servidor con un cliente SSH, como PuTTY.


Los clientes de VPS de Holy pueden usar nuestra terminal de navegador integrada para una terminación eficiente de procesos. Disponible para todos los planes de alojamiento VPS, esta herramienta proporciona una forma conveniente de gestionar tu servidor directamente desde el navegador.


Cómo Matar un Proceso Usando el VPS de Holy

Así es como puedes matar un proceso a través de hPanel:

1. Inicia sesión en hPanel y ve a la sección de VPS.

2. Selecciona el servidor que deseas gestionar y accede a la pestaña de acceso SSH. Encontrarás el nombre de usuario y la contraseña SSH necesarios para ingresar al terminal.

3. Haz clic en el botón Terminal de navegador. Esto abrirá una nueva ventana de terminal en una nueva pestaña.

4. Ingresa al servidor escribiendo las credenciales SSH que has obtenido.

5. Después de iniciar sesión, puedes usar el comando kill para terminar procesos. Por ejemplo:


```bash

kill 63772

```

Donde 63772 es el PID del proceso que deseas cerrar. También puedes usar otros métodos proporcionados en las siguientes secciones en la terminal del navegador de Holy.


Una vez que hayas terminado, accede al botón flotante de Ocultar/Mostrar la barra de control y haz clic en Desconectar para detener la conexión.


Cómo Matar un Proceso Usando el Comando kill con un PID

Matar un solo proceso en Linux es simple cuando conoces su PID. Ejecuta el comando `kill [PID]`, por ejemplo:

```bash

kill 123

45

```

Esto enviará una señal SIGTERM al proceso con el PID 12345, intentando terminarlo de manera ordenada. Es beneficioso para matar un proceso en segundo plano en Linux.

Si el proceso no se termina con el SIGTERM predeterminado, es posible que necesites matar el proceso de manera forzada. Esto se hace agregando la opción `-9`, que envía una señal SIGKILL. Por ejemplo:

```bash

kill -9 12345

```

Cómo Matar Múltiples Procesos

Puedes matar múltiples procesos a la vez en Linux usando el mismo comando kill. Pasa varios PIDs al comando, por ejemplo:

```bash

kill 12345 67890 13579

```

Esto envía simultáneamente una señal de terminación a los PIDs de procesos 12345, 67890 y 13579.

En situaciones en las que necesitas matar procesos con características similares, puedes usar comodines con comandos como pgrep. Por ejemplo:

```bash

kill $(pgrep patrón)

```

Este comando matará todos los procesos que coincidan con el patrón dado.


Cómo Matar un Proceso Usando el Comando pkill

El comando pkill en Linux ofrece un enfoque más flexible para matar procesos por nombre u otras características. Es ventajoso cuando no conoces un PID específico.

Para matar de manera forzada un proceso por nombre en Linux, ejecuta `pkill [nombreproceso]`. Por ejemplo:

```bash

pkill apache

```

Este comando terminará todos los procesos que contengan el nombre apache.

Además, puedes utilizar las siguientes opciones con pkill:

- `-u [nombreusuario]`: mata procesos propiedad de un usuario específico.

- `-t [terminal]`: mata procesos adjuntos a un terminal específico.

- `-l`: proporciona una lista detallada de procesos junto con el PID.

Por favor, ten precaución al usar pkill, ya que puede afectar a múltiples procesos. Por ejemplo, si tienes procesos llamados apache y apache-helper, ejecutar `pkill apache` terminará ambos. Asegúrate siempre de apuntar al nombre exacto del proceso para evitar interrupciones no deseadas.

### Cómo Matar un Proceso Usando el Comando killall

El comando killall es similar a pkill pero tiene un método distinto de terminación de procesos en Linux.

Mientras que pkill es efectivo para matar procesos basados en una coincidencia parcial del nombre del proceso, el comando killall requiere el nombre de coincidencia exacta del proceso. Esto hace que killall sea más específico y menos probable que termine procesos no deseados.

Para usar este comando, escribe `killall [nombreproceso]`. Por ejemplo:

```bash

killall apache

```

Esto terminará todos los procesos con el nombre apache. Es especialmente útil para matar procesos en segundo plano simultáneamente.

El comando killall se puede personalizar con opciones de marca de tiempo, que incluyen:

- `-o [tiempo]`: solo mata procesos más antiguos que el tiempo especificado.

- `-y [tiempo]`: solo mata procesos más nuevos que el tiempo especificado.

La especificación de `[tiempo]` en estas opciones se da generalmente en el formato de s para segundos, m para minutos, h para horas, d para días, w para semanas, M para meses y y para años.

Por ejemplo, este comando termina todos los procesos en ejecución actualmente con el nombre chrome que han estado ejecutándose durante más de 30 minutos:

```bash

killall -o 30m chrome

```

Conclusión

En esta guía, hemos explorado varios métodos para matar un proceso en Linux utilizando un script de shell. Hemos cubierto diferentes señales y los comandos pkill, killall y kill. Estas técnicas son cruciales para facilitar un apagado seguro en Linux y evitar la inestabilidad del sistema.

Dominar estas habilidades es vital para administrar procesos en segundo plano de manera segura y precisa, lo cual es clave para una gestión efectiva de tareas en Linux.

25 visualizaciones

CREA TU SERVIDOR

¿LISTO PARA COMENZAR?

¡Comienza hoy y te ofreceremos un 10% de descuento en tu primera factura con nuestra promoción de nuevos clientes!

Etiqueta.png
Ver promociones y cupones activos
bottom of page